Enajenación rápida de espectro: usuarios se verían afectados negativamente en la calidad de servicios móviles según estudio del cet.la y DICTUC.

• Estudio encomendado por el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina – cet.la- arrojó que los efectos de enajenación rápida del espectro radioeléctrico resultaría en un efecto negativo en la calidad de servicio, que afectaría a más de 15 millones de usuarios en todo el país

• A raíz de este estudio, que se trata de un trabajo de pruebas de campo, se percibe la necesidad de definir un marco sobre el cual se lleve adelante el proceso de enajenación, y que tanto las etapas, plazos y aspectos regulatorios, queden definidos, haciendo especial hincapié en minimizar cualquier impacto negativo sobre los usuarios.

En junio del 2018, la Corte Suprema de Chile emitió un fallo mediante el cual se ordenaba desprenderse de parte del espectro radioeléctrico, adquirido en el concurso de la banda de los 700MHz, a tres operadores de telecomunicaciones del mercado chileno. con el objetivo de estimar los efectos técnicos y económicos, los marcos temporales necesarios para efectuar la enajenación y prevaleciendo el bienestar público, el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (cet.la) encomendó un estudio al Centro de Investigación DICTUC , de la Universidad Católica para analizar un posible escenario de enajenación de espectro.

El informe preliminar del estudio emitido por el DICTUC, y que fue entregado al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, enumera los efectos de la enajenación si ésta se hiciese instantáneamente, sin medidas mitigatorias, ni análisis de los crecimientos de tráfico futuros que deberán soportar las redes. Las pruebas se realizaron en la comuna de Melipilla, por ser representativa de la realidad promedio del país, contemplando celdas con diversa carga de usuarios y ubicadas en zonas tanto urbanas como rurales.

El análisis de ese posible escenario de enajenación , arrojó que, además de afectar a más de 15 millones de usuarios en todo el país (92% de la población) , 1 de cada 5 intentos de llamada serían interrumpidos o no lograrían conectarse.

En cuanto a los efectos en datos 3G se verían afectadas en un 40% las conexiones exitosas: desde un 93% en condiciones normales, a un 56,8%. Por otra parte, el tráfico de datos decrecería en un 85% respecto a su valor nominal promedio.

Los efectos colaterales en 4G, bajo el contexto propuesto de enajenación , radican en un descenso de velocidad por usuario a casi un 50% de su valor normal, esto equivaldría a que la velocidad de descarga para un video o una página web, podría demorar el doble de lo habitual. Los efectos en la latencia, es decir, el tiempo de respuesta de la red, también serían negativos ya que se multiplicaría por 2 respecto a condiciones normales.

Otro efecto que expone el informe es que la red completa de cada operador verá mermada su holgura y, por ende, su capacidad de soportar los aumentos inesperados de demanda como los producidos en días festivos, como año nuevo y navidad, o en situaciones de emergencia como incendios masivos, sismos, entre otros.

La duración de estos efectos se verían atenuados en la medida que no se viabilicen en el tiempo acciones mitigatorias, dentro de las cuales se considerarían medidas de carácter administrativas, que contemplen inversiones y agilicen trámites ante autoridades.

En este sentido, tanto el cet.la, con su foco siempre imparcial y puesto en el desarrollo del ecosistema digital de América Latina, como el Centro de investigación DICTUC (de intachable prestigio con y casi 80 años de trayectoria al servicio del desarrollo tecnológico de Chile), se ponen a disposición de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, de quien depende la tarea de definir las medidas necesarias para llevar a cabo el proceso de enajenación.

Compartir